lunes, 17 de octubre de 2011

Cristo de Carbonaire. La vall d'uixo

Tras la última exhibición de la Fiesta Patronal se procedió con la primera de las fiestas del Cristo del Calvario de Carbonaire. El ejemplar seleccionado por la peña 'El Cristo' pereneciente a la ganadería de Guadalest no pudo venir y se cambió. En su lugar salió un bonito y terciado toro que sucumbió frente a la multitud de rodadores que lo acosaron sin descanso en las amplias calles del recorrido. Por la noche se emboló un ejemplar de Los Azores que no alcanzó las espectativas depositadas en el.


La jornada del viernes en las fiestas del Cristo de Carbonaire correspondió a tres peñas del barrio. La primera en soltar su toro fue la peña Juan Albarrán que exhibió un ejemplar de Sánchez Ybargüen, al que los rodadores lo agotaron en un pis pas, aún así recorrió algunas calles del inmenso recorrido. En segundo lugar la A.C.T. Victorino, soltó un ejemplar de Nazario Ibañez, con poco que destacar de este animal. Por la noche la peña El Barrio emboló un ejemplar de Esteban Isidro que hizo bastante con pasear por muchas calles sus grandes dimensiones.

Día del toro de la fiesta, del Bou de Carbonaire, por ello se sube el cajón con caballos y jinetes acompañados de la comisión y simpatizantes con trajes andaluces. El toro seleccionado fue el nº 52 de María José Barral (actual ganadería de Los Azores), colorado de capa y de presentación correcta, muy noble y que se defendió como pudo de la multitud que lo envolvió. El segundo ejemplar de la tarde estuvo patrocinado por la peña Amics del Carbonaire, también colorado de capa y con una presentación buena, aunque salió con la punta del pitón izquierdo partida (se la rompió derrotando dentro del cajón), marcado con el nº 55 del hierro de La Campana. Tuvo una lidia peleona con detalles de valor. Por la noche se emboló el ejemplar nº 2 de Los Azores que se comportó bien, teniendo movilidad y cierta chispa sin llegar a romper.

info y fotos: Bous al carrer

1 comentario:

  1. que vivan los toros del carbonaire.¡QUE VIVA EL CRISTO!

    ResponderEliminar